A mí no me gusta nada la venta «en persona», la verdad es que me intimida bastante, y puede que en parte se deba a miedo al fracaso, claro, pero este año me he animado a montar una «paraeta» en la feria de artesanía de Sos del Rey Católico, que es donde veraneo porque es el pueblo de mi suegro.

Leer más