¿Jugamos a una Aventura?

Aventuras donde tú eres el protagonista

Category: blog (Page 1 of 2)

Semana de literatura infantil

Esta semana he tenido la suerte de pasar dos tardes fantásticas en el colegio de Castellón, mi ciudad, English International School.

He estado hablando con niños de entre 7 y 11 años de mis libros y he contado algunas historias cortas, como la Flauta Mágica (que los que estáis apuntados a mi lista de correos recibisteis hace unas pocas semanas) o el famoso El Espejo y el Ogro.

Lo pasamos muy bien, tanto ellos como yo, y a la salida muchos se interesaron por mis novelas de niños y me compraron. Alguno incluso me compró alguna de las de “mayores” que solo llevé para enseñar.

Ha sido una gran experiencia, que como os digo he disfrutado muchísimo, tanto porque me encanta hablar de mis libros y contar cuentos como por las simpáticas y originales preguntas y respuestas de los niños.

El Robo de las Joyas: And the winer is…

De entrada, muchísimas gracias a todos los que habéis participado, ya que cada uno de vosotros sois una pequeña descarga de energía que me anima a seguir escribiendo.

Como habéis visto, muchos habéis acertado. La clave estaba en que solo el mayordomo tenía la llave para entrar. Es cierto que algún día se podía quedar la habitación abierta por error, pero tres veces era bastante imposible. Además, también habéis sido muy sagaces para saber qué motivo se escondía detrás de los robos: que pensaba que se iba a quedar sin trabajo.

Así que de todos los que habéis participado, el ganador por azar es VANESSA DE DIEGO.

Ahora enseguida te mando un correo, vanessa para que me des tus datos y me digas qué libro de la colección prefieres que te mande. Enhorabuena.

Y para los demás, si os ha gustado la experiencia, pronto tendréis más noticias de Clara White y sus aventuras como detective.

 

El Robo de las Joyas (resolución)

Ha llegado el momento de la verdad, aquí tenéis el enlace si queréis leer la conclusión de la aventura en epub y aquí si lo queréis leer en pdf. Os aconsejo leer primero la opción que habéis elegido y luego las otras dos.

A continuació os pongo la conclusión de la historia:

A.

Tiene que haber sido Fran —dijo Clara, convencida.

¿Estás segura?

¡Claro! Siempre desaparecen las cosas cuando está él, es la única explicación. Es joven y ágil; además, en el cobertizo tienes una escalera. Seguro que la ha usado para apoyarla en el muro y llegar así hasta tu ventana.

En cuanto Fran se presentó en la mesa del jardín en la que estaban tomando el té, la tía de Clara se puso de pie.

Fran, ¡eres un sinvergüenza! —exclamó—. Encima de que te he acogido en mi casa siempre que has venido y te he tratado como a un hijo y tú me lo pagas robándome. ¡Encima de que te iba a dejar una gran parte de mi herencia! ¡No quiero verte nunca más!

Fran se quedó pálido como el papel e intentó hablar, pero no le salían las palabras. Unos segundos después reaccionó y le dijo a su tía que él no sabía de qué le hablaba, pero la anciana no le dejó hablar.

¡Alberto! —gritó, llamando al mayordomo—. Saca a este sinvergüenza de mi casa.

Ahora mismo. —El mayordomo, siempre serio, sonreía.

Unos minutos después el muchacho abandonaba la casa, para no volver nunca.

Gracias, Clara, por tu ayuda. Creo que, después de todo, daré todo mi dinero para ayudar a los demás. Iba a guardar una pequeña parte para Alberto, una parte importante para Fran y el resto donarlo a quién lo necesita, pero Fran queda fuera de mi herencia.

Desde ese día no volvió a desaparecer nada más de la casa, el verdadero culpable ya había conseguido lo que quería.

B.

Tía, ¿puedes llamar a Alberto?

Claro —respondió la anciana, extrañada, haciendo sonar una pequeña campana.

Unos instantes después aparecía el serio mayordomo.

Quería hablar contigo yo —le dijo Clara—. Quiero que devuelvas los anillos que has robado a la tía.

Pero… pero eso es absurdo. Llevo veintiocho años trabajando aquí y nunca ha desaparecido nada, ¡cómo te atreves a acusarme! —exclamó, a la vez que se ponía rojo a causa del enfado.

Eso es cierto —intervino la señora.

Clara miró fijamente al mayordomo.

Solo mi tía y tú tenéis la llave de la habitación, y si la puerta no estaba forzada eso significa que la has abierto tú.

¿Para qué quiero yo unos anillos? —preguntó el mayordomo, cada vez más enfadado.

Para nada —contestó Clara con tranquilidad.

Eso que dices no tiene sentido, querida. Si no los quiere para nada…

Él lo que quiere es que Fran no herede nada de tus riquezas y así se las des a Alberto. Por eso ha hecho desaparecer los anillos justo cuando estaba tu sobrino, para que pensaras que había sido él.

La señora miró muy fijamente a Alberto.

¿Es cierto lo que dice Clara?

El mayordomo bajó la mirada y unos segundos después asintió con la cabeza.

Iba a quedarme sin trabajo en cuanto usted muriera, y a mi edad nadie me va a contratar. He aguantado muchos años sus manías para ahora quedarme sin nada.

¿Aguantar mis manías? ¡Pero si iba a dejarte una parte de mi herencia! ¡Con eso habrías podido vivir hasta tu jubilación! —exclamó la mujer.

Yo… yo no lo sabía —dijo Alberto en voz baja, avergonzado.

Dicho esto el hombre se marchó y unas horas después abandonó la casa, para no regresar, después de dejar los anillos robados sobre una mesa.

Me da pena ese pobre hombre —dijo Clara mientras veía alejarse su coche desde la terraza del primer piso, junto a Fran y su tía.

A mí también —dijo la tía—. Por lo que ha hecho no va a recibir ni un euro de mi herencia, pero quizá pueda conseguirle otro trabajo en casa de alguien conocido. Al menos podrá seguir trabajando hasta su jubilación.

Eres una buena persona, tía, otra en tu lugar habría llamado a la policía —dijo Fran con admiración.

La anciana sonrió.

Y Clara es una chica muy inteligente, ¡muchas gracias!

Ha sido un placer poder ayudarte, tía.

C.

Clara y su tía se dirigieron a la cocina.

En ese momento Adela estaba hablando con el móvil. Detrás de ella había una olla humeante que desprendía un agradable olor a cocido, aunque el olor empezaba a tener un cierto matiz a quemado.

La cocinera se extrañó de verlas allí y se acercó a ellas.

¿Pasa algo? —preguntó.

Adela, le has robado joyas a mi tía —dijo Clara.

¿Yo? ¡No! Jamás haría eso —contestó con rapidez, asustada.

Tienes que haber sido tú. Lo estáis pasando mal en casa, ¿verdad? Necesitas dinero.

La joven rompió a llorar.

Sí que necesitamos el dinero pero…

Estoy segura de que fue ella —dijo Clara.

¿Seguro? —preguntó la anciana.

La joven afirmó con la cabeza.

Seguro que alguna vez, por descuido, has dejado la puerta de tu dormitorio abierta y entonces ha aprovechado para colarse.

Es posible… —dijo la señora.

Señora, le aseguro que yo no he sido.

Lo siento —dijo la señora— pero no puedo arriesgarme. Tienes que marcharte a casa.

La chica se fue llorando.

Unos días después Clara se despidió de su tía y se marchó.

Un mes después su tía la llamó. Habían vuelto a robarle otra joya, precisamente en otra de las visitas de Fran.

La anciana además le dijo que había vuelto a llamar a Adela para contratarla, ahora que sabía que no había sido ella.

Hemos metido la pata con esa pobre chica —le decía su tía.

¿Entonces quién era el ladrón? —se preguntó Clara.

Ha sido Fran. Cuando entré a su habitación encontré los pendientes robados. Él lo ha negado, pero lo he echado de mi casa.

¡Enhorabuena a los ganadores, el domingo haremos el sorteo entre los afortunados!

El Robo de las Joyas: atrévete a descubrir al culpable

En la historia de hoy, queridos lectores, vosotros sois los encargados de encontrar al culpable de unos misteriosos robos.

Además, la respuesta acertada tiene premio, ya que entre los que acertéis sortearemos un ejemplar de ¿Jugamos a una aventura? (para los que vivís en España)

A continuación os pongo la historia, pero al finalizar la historia tenéis los enlaces en por si queréis leer la historia en pdf o epub. Una vez se la leais a vuestros peques o la lean ellos y opinen, debéis contestarme en los comentarios quién pensáis que es el ladrón.

Read More

Ya estamos preparando los proyectos de 2019… gracias a vosotros

Hace unos días pasé una encuesta a un grupo de mis suscriptores, para saber qué esperaban de mí para este 2019 ya que, como he dicho muchas veces, yo escribo para vosotros, trabajo para vosotros.

El problema es que iba un poco perdido en cuanto a lo que querían mis seguidores, así que se lo pregunté con esta encuesta:

  • ¿Por qué te apuntaste a mi lista?
  • ¿Qué historia de las que he mandado gratis te ha gustado más?
  • ¿De qué te gustaría que escribiera?
  • ¿Para qué edad quieres que escriba?
  • ¿Lees mis historias?
  • Déjame un comentario.

 

Read More

¡¡1.000!!

Estoy que me salgo de contento, ya que esta semana pasada hemos conseguido algo increíble: llegar a los mil ejemplares vendidos de los libros de ¿Jugamos a una aventura?

Puede que no parezcan muchos, pero yo recuerdo cuando en septiembre del año pasado me dije ¿y si escribo una novela para niños?

Un año y unos pocos meses después tenemos cuatro novelas publicadas y hemos conseguido que cientos de niños intenten rescatar a sus padres a los que unas extrañas criaturas han secuestrado, traten de llevar al dulce y sobrenatural Rai de vuelta a su casa sin que su tío, el malvado mago, los atrape, consigan encontrar al monitor de campamento desaparecido y además un tesoro, y hayan sido capaces de desbaratar los planes del terrible Zur para gobernar a toda la galaxia.

No puedo sentirme más orgulloso de esta foto.

Algunas veces se habrán equivocado en la elección de las decisiones, pero errar es de sabios, así que habrán probado ir por otro camino para llegar al mejor final.

Mala elección, la Tierra ha sido conquistada, a volver a probar.

Aquí nos metimos en un buen lío, pero fue divertido.

Pero lo más importante es que por el camino hemos conocido a fantásticos compañeros de viaje.

¿Cómo no cogerle cariño al agradable Rai?

De esta banda de frikis nos hemos hecho inseparables.

 

Pero, más que alegría, sobre todo lo que siento es un profundo agradecimiento a todos los que habéis confiado en nuestros libros, o mejor aún, nos habéis confiado a vuestros hijos para llevarlos a lugares lejanos repletos de aventuras.

Por supuesto esto va a seguir, ya que espero sacar una nueva novela en unos meses. ¿Hasta dónde llegaremos? El tiempo lo dirá.

 

Los cuentos de este final de año

Estos son las historias que los suscriptores a nuestra lista de avisos están recibiendo durante estas semanas y hasta que acabe el año.

Una casa encantada, un huevo de dragón, un sobre lleno de dinero, el difícil encargo de un rey, un robo, un primer contacto espacial entre civilizaciones diferentes, un hombre invisible y una esfera que obliga a decir la verdad a todo el que está cerca…

En cada una de las historias damos tres finales diferentes, para que el lector elija y luego, en función de lo que le hayan gustado los finales, decida si el que había elegido efectivamente era el mejor según su criterio o si había alguno mejor.

Una forma de hacer pensar a nuestros peques y de fomentar el diálogo.

El Rico Amargado

En la historia que habéis reecibido hoy en el correo todos los que estáis apuntados a mi lista de avisos, una niña encuentra un sobre con muchísimo dinero en su interior. Dicho sobre pertenece a un hombre muy rico y antipático, que de hecho ni se da cuenta de que le falta dinero, de tanto que tiene.

Esta historia tiene tres posible finales, en función de lo que decida la niña: ¿Se quedará el dinero para ella y para su familia (que falta les hace), lo repartirá entre sus amisgos (que también están necesitados) o se lo devolverá al odioso tipo?

PRÓXIMA HISTORIA: El carpintero y el rey, en unos días en vuestro correo.

Si quieres recibir los relatos y no estás apuntado a mi lista de avisos pulsa aquí para apuntarte.

Ya está a la venta Aventura Espacial

Ya está a la venta oficialmente en Amazon la cuarta entrega de la colección, por 8,95 euros.

En esta aventura te verás abducido por unos alienígenas y sacado de tu planeta. No solo tendrás que escapar de una nave espacial, sino que te enterarás de que toda la galaxia corre peligro de ser dominada por un tirano cruel y solo tú puedes salvarla. Persecuciones, amigos inesperados, túneles secretos, planetas peligrosos, robots… Si eliges bien, conseguirás salvar a toda la la galaxia.

185 páginas y seis finales diferentes. En uno de ellos regresas triunfante a la Tierra con nuevos amigos, y en otros la Tierra es invadida o incluso los habitantes de tu planeta deben huir antes de que lleguen los enemigos.

La Tierra está siendo invadida, mal final. ¿Pruebas otra vez?

En este vídeo enseño el contenido del libro:

Y en este otro explico todos los secretos para resolver la historia de forma satisfactoria (¡ojo!, es un vídeo solo para padres, que no descubran vuestros peques qué hacer antes de leerlo):

 

 

Desvelamos todos los secretos de la nueva novela de la colección: Aventura Espacial

¿Cómo llegar al mejor final? ¿Qué puede pasar en cada uno de los diferentes finales? En este vídeo cargadito de spoilers lo tenéis todo explicado.

Eso sí, ¡no lo enseñéis a los peques!

Page 1 of 2

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies