De entrada, muchísimas gracias a todos los que habéis participado, ya que cada uno de vosotros sois una pequeña descarga de energía que me anima a seguir escribiendo.

Como habéis visto, muchos habéis acertado. La clave estaba en que solo el mayordomo tenía la llave para entrar. Es cierto que algún día se podía quedar la habitación abierta por error, pero tres veces era bastante imposible. Además, también habéis sido muy sagaces para saber qué motivo se escondía detrás de los robos: que pensaba que se iba a quedar sin trabajo.

Así que de todos los que habéis participado, el ganador por azar es VANESSA DE DIEGO.

Ahora enseguida te mando un correo, vanessa para que me des tus datos y me digas qué libro de la colección prefieres que te mande. Enhorabuena.

Y para los demás, si os ha gustado la experiencia, pronto tendréis más noticias de Clara White y sus aventuras como detective.