Ya solo faltan dos días más, chicos y chicas, así que ánimo, a ver si ha habido suerte.

A.
Te internas en el bosque, siguiendo las indicaciones que te ha dado el recepcionista. Sin embargo, cuando llevas media hora andando te das cuenta de tu error. El bosque es enorme y todo el bosque te parece igual, por lo que no tardas en perderte. Caminas un rato más hasta que te cansas. Estás a punto de llorar de rabia y frustración, y el problema es que ahora tampoco sabes volver, pero debes continuar.
Así, durante las siguientes horas caminas sin rumbo por el bosque, sintiendo cómo el hambre y la sed van a calando en ti. Llega la noche y te acurrucas junto a un viejo tronco de árbol.

Leer más